Martes, 27 Marzo 2018 06:08

Colindres-Seña-Colindres

Crónica de la salida organizada por el Club, el pasado día 18 de marzo. Ruta circular con salida y llegada a Colindres, pasando por Seña.

Tras los saludos de rigor y pasadas las 9 de la mañana inicia la ruta el grupo, que debido a lo crudo del día se ha reducido a menos de la mitad de los participantes inscritos inicialmente a la marcha.

Comenzamos a ascender desde el mismo momento de la salida, por donde “camisas”, hacia Seña, aprovechando la pista del gas, por la zona que esta hormigonada. La pendiente es muy dura y centrarnos en el esfuerzo que nos exige hace que olvidemos la lluvia y vayamos entrando en calor.

Al concluir la pista de hormigón enlazamos con el camino que llega desde la cabaña de Juan Enrique, el “Ganchu”, y continuamos ascendiendo hasta llegar a una cabaña tras la cual termina el asfalto y enlazamos con un camino, embarrado por las lluvias de los últimos días, en dirección a el merendero de la “fuente la tejera”, que cruzamos para alcanzar la pista de la autovía del agua por la que continuamos ascendiendo un centenar de metros hasta enlazar, a la derecha, con un camino forestal que nos conduce, entre eucaliptos, a Peralada, de aquí por la izquierda hacia Mazagudo, pendientes de quien era el primero en meter la patuca o caer en alguno de los charcos que tuvimos que vadear con la oposición de la naturaleza, que nos empujaba constantemente hacia el agua y el barro del camino.

Durante el trayecto a mazagudo, poco antes de toparnos con la carretera comarcal Seña-Limpias, pasamos por el punto del camino conocido popularmente,entre los caracoles, como “Pataquebrada”. Después de transitar algo mas de un kilómetro por la carretera llegamos a Seña, tras 2 horas diez minutos, donde hicimos una parada, en el bar de Viri, para darnos un respiro.

Reanudamos la marcha con dirección a la ermita de S. Pedro y el cementerio de Seña, donde tomamos, a la derecha, un camino que conduce al deposito de agua de Seña. Llegados a este punto comenzamos el descenso por la autovía del agua que nos conduciría hasta la antigua calzada Romana que desemboca en la fuente de santolaja, desde donde descendemos por el camino que cruza el barrio de Puerta y la casona de valle conduciéndonos de nuevo al ayuntamiento, punto de partida.

 El bar Puerto Real fue el lugar de reposo de estos buenos y atrevidos caminantes que se dieron un merecido homenaje con unas cervecitas y unas rabas “del país” .